22 jul. 2012

MANIFIESTOS MAREA NARANJA


En los despachos, en la calle, en los centros, en las asociaciones, en nuestra actividad cotidiana, conocemos cada día nuevas personas que están viendo cómo se deterioran sus condiciones de vida hasta límites inimaginables hace tan sólo unos meses.
Miles de personas que han perdido sus empleos comienzan a agotar sus prestaciones por desempleo. Miles de familias han dejado de tener ingresos económicos de ningún tipo. Las redes familiares de apoyo ya no dan más de sí. Muchos de ellos están perdiendo, también sus casas que son embargadas, quedando además como deudores de sumas impagables. Los pensionistas y dependientes con prestación están soportando económicamente estas situaciones cada vez más insostenibles. Y mientras tanto las personas que esperan recibir un Ingreso Aragonés de Inserción comienzan a ver cómo, por primera vez, no se completa la elaboración de la nómina.