23 jul. 2012

POSICIONAMIENTO DE LA PLATAFORMA DE PROFESIONALES DE LOS SERVICIOS SOCIALES ANTE EL ‘EL PLAN DE CHOQUE’ PUESTO EN MARCHA POR LA CONSEJERÍA DE ACCIÓN SOCIAL Y SERVICIOS PÚBLICOS


Hace siete meses la Plataforma de Profesionales de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza, hizo público su manifiesto. Su objetivo era hacer visible la situación de miles de ciudadanos-as que acuden a los servicios sociales con graves problemas y encuentran respuestas lentas e insuficientes.

Denunciábamos además, que la crisis económica no había hecho sino hacer “saltar” las costuras de un modelo de servicios sociales obsoleto, burocrático y prestacionista, carente de orientación y planificación y con un importante déficit organizativo.

Por todo ello los profesionales solicitábamos, entre otras cosas, la puesta en marcha inmediata de un plan de choque para dar respuesta al incremento exponencial de la demanda, en tanto se afrontaba la elaboración de un plan estratégico y se abordaba la reorganización de los servicios sociales.

Pasado este tiempo, hemos avanzado en la visibilización de la situación y  en la toma de conciencia por parte de los grupos políticos.

Con fecha 21 de marzo, se presentó -como “plan de choque”- y se nos transmitieron a los CMSS cuatro órdenes concretas de actuación por parte de la entonces Consejera de Acción Social y Servicios Públicos, Carmen Dueso, y del Jefe de Servicio.  A ese respecto nos gustaría aportar las siguientes valoraciones:





  1. Establecimiento de un número mínimo de citas por trabajadora social.  Un plan de choque que impone una elevada ratio de atención directa a las trabajadoras sociales, resultaría aceptable y apropiado como respuesta temporal y urgente ante la emergencia de una crisis. Sin embargo,  mantener a largo plazo este ratio -o incluso superarlo como de hecho se está haciendo en numerosos CMSS- sin prever ni implementar otro tipo de medidas, lo único que consigue es disminuir la calidad de dichas atenciones.

Además -contraviniendo el mandato legal de la Ley 5/2009 de Servicios Sociales de Aragón- el colapso provocado en las agendas de las trabajadoras sociales con estas citas de atención directa individual no deja el tiempo mínimo necesario para cumplir con otras obligaciones básicas como, por ejemplo la señalada en el artículo 6.c:Disponer de un plan de atención individual o familiar, en función de la valoración de su situación, o en el 14.6.c: Realizar actuaciones preventivas.

  1. Priorización de las primeras citas. Los ciudadanos-as podrían entender que si se consigue reducir el tiempo para ser atendidos, la gestión va a ser más rápida cuando lo que sucede es que se desplaza el problema a otro sitio, dado que los expedientes se acumulan y su tramitación se retrasa. Por otra parte nos planteamos dónde queda la atención con calidad y nos cuestionamos si esto no será más un gasto que una verdadera inversión de futuro, ya que los problemas de fondo por los que acuden las personas con este sistema, persisten.
  2. Se marca un número máximo de seguimiento en algunas prestaciones, de esta manera se renuncia a la intervención social, a la búsqueda de alternativas y apoyo más allá de la tramitación de ayudas y prestaciones de carácter asistencial. Esto vulnera los principios de igualdad y equidad, y despersonaliza nuestra actuación profesional desvirtuando y desarticulando la esencia de la intervención social. Creemos que el establecimiento de la periodicidad en las citas programadas, los tiempos destinados a las mismas, y las actuaciones a llevar a cabo son una competencia profesional irrenunciable[1].

  1. Nada se sabe de los refuerzos de personal, ni si se ha iniciado el procedimiento para que profesionales del Ayuntamiento puedan trasladarse voluntariamente a Servicios Sociales[2].

Marcando solo estas medidas se obvia la existencia de otras prestaciones y programas que se desarrollan  en los centros: programas de apoyo familiar, detección de situaciones de riesgo y/o maltrato a menores, prestaciones domiciliarias, etc.… Centrándose únicamente en el trabajo a demanda, contribuyendo a invisibilizar, ningunear otros perfiles profesionales y sus actuaciones que también forman parte del sistema de servicios sociales.

Así pues el plan de choque resulta incompleto. Seguimos demandando la toma de medidas de mas calado y largo alcance que actúen sobre el fondo del problema.  Es necesario agilizar las medidas que faltan del Plan de Choque. Concluir e implementar la elaboración de los planes estratégicos del Ayuntamiento y la DGA que deberían ser consensuados y participado por los agentes sociales implicados.

Por último queremos recordar a los responsables, que todas estas medidas sí suponen “la dejación del carácter integral que toda intervención social ha de poseer  que el mencionado plan de choque marcó como línea roja de las medidas a tomar.


Zaragoza, junio de 2012.



[1]La LEY 5/2009, de 30 de junio, de Servicios Sociales de Aragón en su artículo 32.4.- prevé que se deben “incorporar las medidas necesarias que garanticen los itinerarios personales, la flexibilidad de los servicios y las formas del trabajo en red, de modo que las intervenciones consideren la atención a la persona y a sus necesidades sociales como elemento central de la organización del sistema” y que el profesional de referencia – según el art.6.f- debe ser la persona que “vele por la coherencia del proceso de atención”

[2] En el momento de hacer público este documento se han comenzado dichos procesos aunque se desconocen sus resusltados.