24 sept. 2012

VII INFORME DEL OBSERVATORIO DE LA REALIDAD SOCIAL

En este informe, realizado por Cáritas Española, se incluye un apartado en el que se hacen algunas reflexiones sobre la insuficiencia del sistema de servicios sociales públicos, que deberíamos tener en cuenta, y que son en gran parte coincidentes con las denuncias realizadas desde la Plataforma de Profesionales de Servicios Sociales del Ayto. de Zaragoza.   

Aunque el informe analiza los servicios sociales de todo el estado, señala que servicios sociales no han sido adaptados para afrontar esta complejidad acumulada de problemas lo que condiciona el acceso a los derechos sociales de las personas y familias en situación de pobreza y exclusión. En concreto hacer referencia a tres obstáculos:
  1.  Requisitos de acceso más duros.
  2.  Retrasos en la tramitación.
  3.  Reducciones presupuestarias de las ayudas y del número de ayudas.
El endurecimiento de los REQUISITOS es el hecho que más está afectando en el acceso a los servicios y prestaciones públicas. El tiempo mínimo de empadronamiento, descenso en el umbral de ingresos máximo, dificultar el que las personas solas puedan acceder a determinadas ayudas económicas, limitar el acceso según se tenga domicilio o no, incompatibilidad con otras prestaciones o ayudas.





El segundo elemento de restricción se encuentra en lo RETRASOS de tramitación para acceder a servicios o prestaciones públicas. Los retrasos en la resolución de las prestaciones económicas se constatan en el laxo tiempo para comprobar la documentación requerida -a menudo en varios plazos-, y en la propia burocratización del funcionamiento administrativo, cada vez más estricto. Además el tiempo para concertar una primera cita o entrevista inicial en los servicios sociales públicos sigue siendo de como media de 23,7 días. 

La REDUCCIÓN presupuestaria es el tercer obstáculo mencionado. Muy vinculado al endurecimiento de los requisitos y que supone la existencia de condiciones singulares en algunos territorios. 
Además expresan su preocupación por la interrupción o disminución de los procesos de inserción social o de formación que se desarrollaba y se constata la incertidumbre y la inseguridad en la continuidad de las acciones y la preocupación por la pérdida de calidad en la atención a las personas.